Novedades

After the Drug Wars

After the Drug Wars


 

En un contexto en el que el fracaso de la guerra contra las drogas es evidente y en el que se aproxima la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el problema mundial de las drogas (UNGASS 2016), London School of Economics and Political Science presenta su nuevo informe “After the Drug Wars”.
El Grupo de Expertos de LSE en Economía de las Políticas sobre Drogas reconoce que la UNGASS 2016, independiente de los resultados que tenga, representa el final de una estrategia fallida y contraproducente. De esta forma, el informe pone en el centro de la discusión el escenario que viene después de esta guerra y plantea una serie de principios para la construcción de políticas de drogas basadas en los derechos humanos y el enfoque de salud pública.
Descargue aquí el documento completo.

En un contexto en el que el fracaso de la guerra contra las drogas es evidente y en el que se aproxima la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el problema mundial de las drogas (UNGASS 2016), London School of Economics and Political Science presenta su nuevo informe “After the Drug Wars”. 

 

El Grupo de Expertos de LSE en Economía de las Políticas sobre Drogas reconoce que la UNGASS 2016, independiente de los resultados que tenga, representa el final de una estrategia fallida y contraproducente. De esta forma, el informe pone en el centro de la discusión el escenario que viene después de esta guerra y plantea una serie de principios para la construcción de políticas de drogas basadas en los derechos humanos y el enfoque de salud pública.

 

 

 

 
Auge y caída de la prohibición del Cannabis

 

Aunque la planta de cannabis ha sido utilizada históricamente con fines medicinales, espirituales y recreativos, lleva varias décadas sometida a un estricto control por parte del sistema de fiscalización de estupefacientes de la ONU. Varios países europeos y latinoamericanos, así como algunos estados de los Estados Unidos y Australia, han recurrido a múltiples acciones de descriminalización de la posesión del cannabis para uso personal, sobrepasando los límites del sistema de tratados de control de drogas. Esto ha llevado a un arduo debate sobre las políticas de drogas a nivel mundial y la clara necesidad de revisar los tratados para “adoptar políticas de cannabis que se adecuen mejor a las necesidades de países y poblaciones concretas”.

 

En esta publicación del Transnational Institute y el Global Drug Policy Observatory (GDPO), se presentan los resultados de la investigación realizada por Dave Bewley-Taylor, Tom Blickman y Martin Jelsma sobre la historia del cannabis en el sistema de fiscalización internacional de drogas, las reformas actuales, el alcance de la flexibilidad de los tratados y las opciones de reforma que existen. Para leer la publicación completa, haga clikc aquí.

 
Crímenes de agua: una crisis global en ascenso

En "Crímenes de agua: una crisis mundial en ascenso", una conferencia dada el 20 de febrero de 2015 en la Cátedra Brookings Mountain West, Vanda Felbab-Brown explica los principales motivos de la intensa competencia por el agua que existe actualmente a nivel global. En muchas partes del mundo, han emergido sofisticadas redes mafiosas para el contrabando del agua. Los modos de contrabando se incluyen el desarrollo de tuberías ilegales, entregas de camiones ilegales, la cooptación de los reguladores del agua, cómplices en el fraude de licencias, así como la más amplia aquiescencia del gobierno para la entrega ilegal del liquido. Ilegalmente conseguida y contrabandeada, el agua se utiliza para el consumo personal, la agricultura, la industria, y a veces para otras actividades de carácter ilegal, como la producción de narcóticos. Para ver la conferencia completa sobre este problema global haga clikc aquí.

 
Inicio Publicaciones Policy Papers Reprimir o regular : el falso dilema de las políticas de drogas
Reprimir o regular : el falso dilema de las políticas de drogas
2016

 

 

 

En América Latina la relación entre la violencia, el crimen y las drogas ha tenido gran influencia en las políticas de seguridad. Si se acepta que el uso de drogas está asociado a conductas delictivas y si el tráfico es inherentemente violento, parece lógico que la supresión de este mercado ilícito –mediante la prohibición o la regulación– contribuiría a reducir el crimen y a disminuir sustancialmente las altas cifras de violencia letal. Para unos, abandonar la prohibición representaría un grave riesgo para la seguridad de los ciudadanos; para otros, regular los mercados sería la solución a los problemas de inseguridad. Unos ven las reformas a la política de drogas como una amenaza, los otros las señalan como el único camino.
Estas posiciones han generado un falso dilema entre la seguridad de los ciudadanos –y aferrarse al modelo prohibicionista– o cambiar la política de drogas –y “ceder” frente al crimen–. Esta errada contraposición no solo ha polarizado el debate, sino que ha generado inmovilidad en las respuestas y hecho aún más lenta la capacidad de adaptación del estado. Este artículo cuestiona estas narrativas a partir de la evidencia disponible, identifica las posiciones preponderantes en el debate actual –sus aciertos y desatinos–, así como las opciones de política pública, con sus ventajas, desafíos e incertidumbres.
En América Latina la relación entre la violencia, el crimen y las drogas ha tenido gran influencia en las políticas de seguridad. Si se acepta que el uso de drogas está asociado a conductas delictivas y si el tráfico es inherentemente violento, parece lógico que la supresión de este mercado ilícito –mediante la prohibición o la regulación– contribuiría a reducir el crimen y a disminuir sustancialmente las altas cifras de violencia letal. Para unos, abandonar la prohibición representaría un grave riesgo para la seguridad de los ciudadanos; para otros, regular los mercados sería la solución a los problemas de inseguridad. Unos ven las reformas a la política de drogas como una amenaza, los otros las señalan como el único camino.
Estas posiciones han generado un falso dilema entre la seguridad de los ciudadanos –y aferrarse al modelo prohibicionista– o cambiar la política de drogas –y “ceder” frente al crimen–. Esta errada contraposición no solo ha polarizado el debate, sino que ha generado inmovilidad en las respuestas y hecho aún más lenta la capacidad de adaptación del estado. Este artículo cuestiona estas narrativas a partir de la evidencia disponible, identifica las posiciones preponderantes en el debate actual –sus aciertos y desatinos–, así como las opciones de política pública, con sus ventajas, desafíos e incertidumbres.

 

Análisis 9/2015

Por: Juan Carlos Garzón-Vergara

 

Descargar Documento